Última actualización: 13 May 2016.
  • Font size:
  • Decrease
  • Reset
  • Increase
18-07-2018
Director: Filomena Marta
Periodicidade: Semanal

Editorial 2

En todo el mundo se continúa observando los actos malévolos, de pura maldad, contra los animales, ya sean domésticos o salvajes. Tanto más la gente es incivilizada e ignorante, así más abusa de los animales y más malos tratos practica.



Algunas sociedades asiáticas están entre las más violentas para los animales y en China sigue siendo práctica común comer gatos y perros, los cuales son transportados en condiciones realmente terroríficas, aplastados en jaulas apiladas en camiones, a los restaurantes donde se eligen estos animales inteligentes y dóciles como si fuese lechuga.

En las zonas rurales, incluso en los llamados países desarrollados, asistimos aún a un tratamiento de los animales como si fueran basura, alimentados con las sobras de comida, atrapados en cadenas y golpeados por alguna pequeña razón. Muchas veces sólo porque ladran.

En las ciudades encontramos también individuos con gran crueldad para los animales y no sólo por ignorancia, pero a menudo por genuina malicia. De hecho, esto es un problema que preocupó expertos penales, como perfiladores del FBI, pues se trata de una indicación del potencial criminal de un individuo. La mayoría de los asesinos en serie se inició en la crueldad con los animales.

Portugal no es una excepción en este triste panorama de malos tratos y el abandono de animales. Hasta ahora, los animales estaban totalmente desprotegidos, a pesar de los convenios de la protección de los animales Europeos firmados por nuestro país, y los ciudadanos que protegen animales sistemáticamente han sido impotentes para obtener castigo para quienes maltraten o abandonen un perro o un gato, que son los casos más recurrentes y en mayor número.

Este año 2014 marca un punto de inflexión para los derechos de los animales en Portugal, llevándonos a avanzar hacia una civilización superior y de camino hacia países con leyes duras contra los abusadores de animales, como Italia o Inglaterra. Fue aprobado en julio, en la Asamblea de la República, la tipificación como delito de maltrato y abandono de animales, que ya prevé fuertes multas y cárcel posible. Un pequeño paso en la legislación, aún muy incipiente, pero un gran paso para los animales y para todos aquellos que dedican su tiempo a protegerlos, para cuidar de ellos y darles voz.

Ahora, tenemos que cambiar el estatuto del animal en nuestro país, donde se compara a una "cosa", y tener una gran cantidad de atención y gran fuerza por parte de todos para garantizar que se cumpla la ley y que en realidad se aplica la pena.

La historia está empezando. Un futuro mejor y más seguro para los animales portuguesas está en las manos de todos nosotros.

 

Filomena Marta

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

     

publicidad

Videos de rescate animales

Online

Flag Counter

___________________________________________________